QUIERO TENER UN BLOG

Ventajas y desventajas de emprender

Ventajas y desventajas de emprender
¿Qué encontrarás aquí?

El hecho de tener un negocio propio puede ser el sueño de muchos. Pero hay algunas ventajas y desventajas de emprender que deberías considerar antes de lanzarte a crear tu negocio. Aquí te cuento lo bueno y lo malo de ser emprendedor.

Categoría

El hecho de tener un negocio propio puede parecer el sueño de muchos, pero la realidad es que no todo es color de rosas ni es para cualquier persona. Hay algunas ventajas y desventajas de emprender que deberías considerar antes de lanzarte como un loco a dedicar todos tus esfuerzos para tener un negocio rentable y exitoso.

Y justamente de esto vamos a hablar en este post.

El mundo de los negocios digitales cada día es más grande y diversificado, por eso muchas personas deciden emprender online.

Las estructuras de trabajo a nivel mundial están cambiando mucho.

Esto lo podemos ver con la cantidad de empresas que tienen empleados haciendo teletrabajo, la cantidad de bloggers y creadores de contenido ganando miles de dólares con páginas web y redes sociales, el sinfín de freelancers ofreciendo sus servicios a través de plataformas online y los negocios que ya dejaron de optar por tener una tienda física y comienzan a vender a través de sus e-commerce.

Si sos de las personas que todavía están dudando en lanzarse a crear su propio negocio, quizás deberías analizar las ventajas y desventajas de emprender.

Obvio que no todo es fácil, ni se te solucionará toda la vida solo por tener una página web.

Se necesita mucha dedicación, constancia, esfuerzo, organización y planificación, claro está.

Pero si logras encontrar algo que te apasione para comenzar a ganar dinero online y organizarte para poner tus esfuerzos en tu nuevo trabajo, obtendrás muchísimos beneficios.

¿Cuáles son las ventajas de emprender?

Comencemos con la parte bella de emprender así no te desmotivo de entrada.

Personalmente creo que las ventajas de emprender son muchas más que las desventajas, pero también soy consciente de que no todos somos iguales, no tenemos las mismas prioridades y determinación y no nos sentimos cómodos con las mismas cosas.

Así que la idea de este post no es convencerte de que renuncies a tu trabajo y te lances a tener un negocio propio, sino darte un panorama completo para que puedas analizar si estás tomando el camino correcto.

A continuación te cuento los que, a mi criterio, son los mayores beneficios de tener un emprendimiento digital.

Inversión inicial baja

Mi primer emprendimiento digital lo cree con tan solo 12 dólares que fue lo que me costó contratar un hosting y un dominio.

Es verdad que mi camino como emprendedora digital fue más largo porque, por un lado trabajaba en relación de dependencia y no podía dedicarle tiempo completo a mi negocio y por otro lado porque decidí aprender todo desde cero y así crear mi propia página web sin contratar a un diseñador.

Esto tuvo una parte buena y una parte mala.

Lo malo fue que mi crecimiento fue mucho más lento, la parte buena es que me lancé a estudiar diseño web y posteriormente hice un máster en marketing digital y eso me abrió la posibilidad de trabajar como freelance ayudando a empresas y emprendedores.

Pero dejando de lado mi historia personal, debo decirte que ya sea que ofrezcas un servicio, quieras crear contenido sobre algo que te apasiona o tengas una tienda física donde vendes productos y quieras abrirte al mercado digital, una de los mayores beneficios de emprender online es que necesitas muy poco dinero para comenzar.

No se necesita más que invertir en un proveedor de hosting y un dominio para comenzar a crear tu página web.

Luego, para diseñar, crear y publicitar tu contenido tienes un sinfín de herramientas gratuitas muy completas y fáciles de usar.

Sólo es cuestión de investigar y aprender.

Ahora, si contás con un poco de presupuesto, siempre recomiendo que delegues las tareas en las que no tenés conocimiento para poder ir avanzando más rápido.

Trabajar desde cualquier lugar

Este es el motivo principal por el que decidí dejar mi antiguo trabajo y lanzarme a emprender en el mundo digital.

Yo quería poder viajar por el mundo y trabajar desde cualquier lugar.

Y el hecho de haber monetizado mi blog de viajes, me permite generar ingresos desde cualquier sitio donde haya un modem cerca. Sea en una playa del caribe o en el sillón de mi casa.

Actualmente, gracias a la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo, decidí mudarme a un pueblito en la montaña al norte de mi país. Vivo en una comunidad de unas 20 casas y trabajo frente a una ventana que da directamente a la montaña. El sueño de mi vida.

La posibilidad de tener una gran llegada

Internet está lleno de personas que buscan constantemente servicios, productos o información.

Si sabes cómo darte a conocer, la llegada a posibles clientes será enorme. Podés contactarte con personas que están a miles de kilómetros y ofrecerles tu servicio o contenido.

Si logras crear una estrategia de marketing digital sólida, tu alcance será inmenso.

Actualmente yo trabajo con personas de Argentina, Chile, México, España, Perú y Estados Unidos, entre otros. Y todo lo hago desde mi oficina.

Independencia profesional

Como sabrás, cuando comienzas a emprender por tu propia cuenta, te olvidas de tener un jefe o una persona a cargo tuyo.

Tomarás tus propias decisiones e incluso, a medida que pase el tiempo y comiences a generar más ingresos, posiblemente contrates a otras personas para delegar tareas que no quieres hacer

Si bien esto es un gran beneficio, en comparación con el trabajo en relación de dependencia, también tenés que tener en cuenta que al ser dueño de tu propio negocio también tendrás mucha más responsabilidad sobre el mismo, ya que si no trabajas o haces las cosas adecuadamente, va a tener repercusiones directas sobre tus finanzas.

Cuando trabajamos para otra persona, ya sabemos que a fin de mes cobraremos un sueldo de X cantidad y listo. En cambio, cuando uno es emprendedor, normalmente los ingresos van a depender del trabajo que hagamos.

Flexibilidad de horarios

Tu negocio, tus reglas.

Hay personas que son más productivas por la mañana, otras por la noche, a algunos les sirve trabajar de corrido y a otros hacer pequeños descansos en el medio.

Con tu emprendimiento digital podrás manejar tus horarios como quieras y trabajar en el momento que quieras. Eso sí, no nos durmamos en los laureles.

Si no sabemos organizar nuestro tiempo y optimizarlo para ser productivos, se podría volver en nuestra contra haciendo que no podamos terminar nuestras tareas en tiempo y forma. ¡Atentos con la procrastinación!

Crecimiento ilimitado

Como mencioné antes, cuando trabajamos en relación de dependencia, todos los meses cobramos un sueldo fijo (en la mayoría de los trabajos).

Cuando tenés un negocio digital, la expansión al público es tan grande que, haciendo las cosas bien, siempre podrás crecer un poco más. Ya sea en alcance como en ganancias. El tope lo pones vos mismo.

La clave de esto es crear una base sólida de tu negocio. Armar un plan de negocios con varias líneas de ingresos y la posibilidad de expandirte.

Múltiples formas de generar ingresos

Las posibilidades para generar ingresos a través de Internet son ilimitadas.

Podés ofrecer tus servicios como profesional, vender productos, ganar dinero con programas de afiliados, hacer dropshipping, dar cursos, hacer asesorías, consultorías, vender infoproductos, hacer contenido patrocinado y mucho más.

Sólo se necesita un poco de investigación, creatividad y formación.

➡️ Para que puedas comenzar a planificar cómo vas a emprender, aquí te dejo un artículo donde te comparto 8 formas de ganar dinero con un negocio digital.

Compaginar tu emprendimiento con otro trabajo

El hecho de tener una flexibilidad de horario con tu emprendimiento digital, hace que sea bastante factible compaginarlo con otro trabajo que ya tengas.

Quizás estás trabajando para alguna empresa y querés empezar en el mundo de los negocios digitales.

Lo más probable es que, al menos que tengas ahorros, debas trabajar de otra cosa mientras tu emprendimiento crece lo suficiente como para poder vivir de tus ganancias.

Por eso, podés mantener tu trabajo actual y comenzar a trabajar en tu emprendimiento en tus momentos libres.

Así fue como comencé yo, allá por el 2015 con mi blog de viajes.

Ventajas y desventajas de emprender infografia

¿Cuáles son las desventajas de emprender?

Pasemos a la parte no tan amigable de emprender.

Como dije en un principio, no todo es color de rosas. Todo tiene su lado bueno y su lado malo.

Lo bueno de las desventajas de emprender es que, en su mayoría, se pueden aplacar bastante si se hacen las cosas bien.

Con lo que NO se puede lidiar de ninguna forma es cuando una persona no tiene espíritu emprendedor. Hay personas que tienen una actitud proactiva, disfrutan creando y no temen a la inestabilidad o al menos se enfrentan al miedo. Hay personas que prefieren mantenerse en lo seguro.

Ninguna de las dos cosas está mal. Simplemente son diferentes personalidades. Pero una de ellas facilita mucho más el proceso de emprender.

Habiendo aclarado esto, hablemos de las desventajas de emprender.

Trabajarás muchas horas (al menos al principio)

Al contrario de lo que muchos piensan, cuando tenés un emprendimiento propio trabajas muchísimo más en en cualquier trabajo en relación de dependencia porque todo pasa por vos.

Al comenzar serás el CEO, el operador, el community manager, el fotógrafo, el vendedor, el redactor e incluso hasta el diseñador web.

Lo bueno es que a medida que tu negocio vaya creciendo y que vayas obteniendo beneficios, podrás contratar a otras personas para delegar tareas y liberar espacio en tu agenda.

Y vas a ver, que cuando eso pase no sólo vas a trabajar menos horas, sino que el crecimiento de tu negocio va a ser mucho más acelerado.

Vivirás luchando contra la incertidumbre

Si hay algo que caracteriza a los emprendedores es no saber qué va a pasar mañana.

Sobre todo al principio, no sabrás cuánto vas a cobrar este mes, si podrás pagar todas tus cuentas, si surgirá algún imprevisto que debas solucionar, si hay cambios en el mercado que puedan afectar a tu emprendimiento o si se desatará una pandemia que te obligará a reestructurar todo tu plan de negocios.

Hay un libro, que te recomiendo ampliamente que leas, que se llama «El libro negro del emprendedor» en el que se enumeran las razones por las que el 90% de los emprendimientos fracasan antes del 5to año.

Una de esas razones es la de no saber luchar contra la incertidumbre. El autor afirma que los emprendedores genuinos disfrutan de la incertidumbre, que saben convivir con ella y que no es un límite para ellos.

Y acá, nuevamente viene el tema de la personalidad. Hay personas que pueden lidiar con la incertidumbre y personas que necesitan sentirse seguras y prever lo que pasará mañana.

Deberás formarte continuamente

Dudé un poco al poner este ítem como una desventaja, ya que formarse, aprender, desarrollar nuevas habilidades a mi me parece clave para el desarrollo personal.

De ninguna manera me parece algo tedioso o pesado.

Incluso creo que la capacitación constante no aplica sólo a emprendedores, sino a cualquier persona que realmente está comprometida con su trabajo.

Pero es verdad, que teniendo un negocio propio deberás aprender muchas cosas de muchas áreas.

Te encontrarás estudiando cosas que jamás en tu vida pensaste que ibas a aprender.

La «desventaja» que encuentro de todo esto es que vas a tener que destinarle muchas horas. Entonces, si ya de por si hay que trabajar mucho como emprendedor, a esto hay que sumarle horas de estudio.

Sólo las personas realmente convencidas y comprometidas con tener un negocio rentable serán capaces de destinar tantas horas a su proyecto.

Tendrás que asumir un riesgo económico

La mayoría de los emprendedores que comienzan, utilizan sus propios ahorros o parte de su sueldo para solventar su negocio.

Si bien, como dijimos en un principio, la inversión inicial de un emprendimiento digital es baja, a la larga deberás invertir en publicidad, en profesionales que te ayuden con distintas tareas, en capacitarte y varias cosas más.

Si el proyecto va mal, lo pagarás de tu bolsillo.

Además, una vez que te lances y te dediques full time a tu emprendimiento si no tenés una base sólida de tu plan de negocio y líneas de ingresos y no creaste una buena planificación económica, es posible que haya meses en donde no llegues a cubrir tus gastos. Y eso se convierte en deuda.

Hasta aquí llegamos con las ventajas y desventajas de emprender.

Nuevamente quiero aclarar que mi intención no es ni convencerte de que crees un negocio digital, ni asustarte para que no lo hagas.

Simplemente quiero brindarte un panorama desde mi experiencia para que puedas analizar las ventajas y desventajas de emprender y puedas comprender si realmente tener un negocio propio es algo que encaja con vos, tu personalidad y la vida que querés tener.

¿Te fue útil este contenido? Ayúdanos a seguir mejorando
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba