8 TIPS PARA TENER UN DÍA PRODUCTIVO

¿Tienes mil proyectos en la cabeza y sientes que nunca tienes el tiempo suficiente de concretarlos?
¿Tratas de hacer mil cosas a la vez y terminas dejando todo por la mitad?
Tranquilo, a todos nos pasa.
Hoy te voy a compartir algunos tips que a mi me sirven para tener un día productivo que me permite no solo concretar mis proyectos, sino también tener tiempo libre para hacer cosas que me gustan.

GUARDA ESTE POST EN PINTEREST PARA LEERLO MÁS TARDE

Cómo tener un día productivo

La productividad siempre fue mi gran aliada y al mismo tiempo una bruja mala que me persigue y me estresa. 

Con el tiempo aprendí (un poco a la fuerza) a tener una mejor relación con la gestión de mis tareas y la organización para tener un día a día productivo sin caer en la culpa y el estrés.

Como ya he contado más de una vez, soy una persona que necesita estar haciendo cosas todo el tiempo. Estudiando, creando ideas, escribiendo, leyendo, trabajando, aprendiendo algo nuevo, entrenando, etc. 

Siempre me costó mucho el tema del ocio al punto de sentirme culpable cuando “no hago nada” y creer que estoy desperdiciando tiempo valioso.

Por esto soy tan fan de la productividad, pero al mismo tiempo me auto-torturo cuando siento que no estoy siendo productiva.

Si ya de por sí fui siempre así, imagínense como soy desde que tengo mi propio negocio digital en donde no tengo horarios fijos, todo depende de mí y tengo que estar atenta a mil cosas.

Tuve que aprender a la fuerza a organizarme para llegar a cumplir con todo sin dejar de lado que soy una persona que tiene que alimentarse, dormir y tener su momento de ocio.

Hice cursos de productividad y gestión del tiempo (así se llaman, pero el tiempo es algo que no podemos gestionar nosotros) y sumando horas de lectura, prueba y error y algo de terapia encontré mi fórmula para tener días super productivos en donde hago todo lo que me propongo y al mismo tiempo me quedan horas libres para dedicarme a otras cosas como juntarme con mis amigos, mirar una serie o simplemente pavear en Pinterest.

Y hoy te quiero compartir mi super estrategia para tener un día productivo

CONSEJOS PARA TENER UN DÍA PRODUCTIVO

Estos son tips y consejos sencillos que a mi me sirven mucho, pero claro está que cada uno es productivo a su manera y que algunas cosas que me sirven a mi, quizás a ti no te funcionen.

Así que aquí está mi estrategia. Te la regalo. Ponla en práctica, ajústala, cámbiala y adáptala a tus gustos y estilo de vida.

Planifica y organiza tu día la noche anterior

Tomate unos minutos la noche anterior para hacer una lista de tareas.

Divide tus tareas en “URGENTES”, “IMPORTANTES” y “TAREAS QUE PUEDEN ESPERAR” para tener en claro en qué tienes que enfocar tu energía las primeras horas de la mañana.

Esto me parece algo clave por tres motivos. Primero que al tener todo organizado desde la noche anterior, empiezas tu día ya sabiendo qué es lo que tienes que hacer y no corres el riesgo de empezar con algo y darte cuenta que era más urgente otra cosa.

En segundo lugar, al anotar todo en un papel sacas esas ideas de tu cabeza, te clarificas y te vas a dormir más tranquilo.

Y por último, porque al tener todo anotado evitas olvidarte de tareas que tienes que realizar.

Levantate temprano

Este punto lo pongo porque A MI me sirve.

Yo me levanto a las 5 o 6 de la mañana y trato de dejar listas la mayoría de mis actividades antes del mediodía para poder tener mi tiempo de ocio a la tarde. 

Además, a la mañana puedo concentrarme mejor en mi trabajo porque tengo menos interrupciones (el común de la gente está durmiendo a esa hora y no te llegan mensajes ni llamadas). 

Pero esto no quiere decir que les sirva a todos.

Hay personas que funcionan mejor a la tarde/noche. El horario perfecto para comenzar tu día lo vas a descubrir probando distintos horarios y analizando cuándo eres más productivo o te cuesta menos concentrarte en lo que haces.

Antes solía levantarme sin despertador. Comenzaba a trabajar en cuanto me despertaba y terminaba cuando finalizaba mi lista de tareas. Es decir, si me levantaba a las 11 de la mañana, quizás estaba trabajando desde esa hora hasta las 11 de la noche cuando terminaba de hacer todo lo que me había propuesto.

Como vi que perdía todo mi día y terminaba super cansada comencé a hacer distintas pruebas y a levantarme más temprano.

Ahí fue que descubrí que soy muchísimo más productiva de 5 a 11 am. Después de ese horario mi concentración comienza a disminuir y luego del almuerzo me cuesta mucho más concentrarme.

Así que ahora, hago las tareas que más concentración requieren, como escribir o programar el contenido de mis redes o de mis clientes apenas me levanto y a la tarde me dedico a hacer cursos, medir estadísticas, escuchar podcasts formativos o diseñar.

Desayuna bien

Parece que no tiene nada que ver, pero comer alimentos saludables en el desayuno, predispone bien al cuerpo para tener energía el resto del día.

Trata de incorporar alimentos que no tengan demasiado azúcar. Los frutos secos son una buena opción para llenarte de energía y además ayudan a mantenerte concentrado.

Y acá debo poner un paréntesis para decirte, haz lo que yo digo y no lo que yo hago.

Como ya he contado, soy preparadora física y estudié nutrición deportiva, pero si bien tengo toda la teoría super aprendida, se que hago las cosas mal y no desayuno apenas me despierto.

Yo me levanto a las 5 am, entreno, medito, me preparo unos mates (sin comida) y empiezo a trabajar.

Recién a las 8 o 9 de la mañana desayuno como corresponde y me preparo una tostada con palta y huevo o unos huevos revueltos con jamón y frutos secos.

Se que lo ideal sería desayunar antes de comenzar a hacer todo eso, pero la realidad es que a mi me funciona de esa manera.

Por eso, una vez mas te digo. Hay cosas que funcionan para algunas personas y para otras no. Con la prueba y error irás encontrando tu rutina productiva.

Comienza tu trabajo con las cosas urgentes

Sacate de encima las tareas que necesitas hacer si o si ese día, como contestar algún mail importante, enviar algún presupuesto o hacer algún pedido. 

Comenzar con las tareas urgentes no solo hace que puedas cumplir con aquellas cosas tan necesarias, sino que te saca asuntos no resueltos de la cabeza y deja espacio para poder concentrarte en el resto de tus actividades.

Sigue con tus tareas importantes

Una vez que lo urgente esté resuelto, sigue trabajando en tus tareas importantes. 

A mi me sirve designar una “ACTIVIDAD DEL DÍA”.

Cada noche, antes de irme a dormir, escribo un objetivo a cumplir al día siguiente. Por ejemplo “Escribir un post sobre cómo tener un día productivo, guionar el podcast para ese mismo post y diseñar el contenido visual del post para todas las redes sociales”.

De esta manera, ya se que mi objetivo del día es terminar esas tareas. Si lo logro, ya me siento satisfecha.

Incluso a veces me sobra tiempo y comienzo a adelantar tareas del día siguiente o simplemente termino mi horario laboral antes para disfrutar más tiempo del día.

Tomate unos minutos de descanso entre una tarea y la otra

Cada cerebro funciona distinto. Algunos pueden estar concentrados por más tiempo y otros por menos. Lo que es seguro es que todos necesitamos unos minutos de apagar la mente para poder retomar el trabajo con la concentración renovada.

Tomate entre 5 y 10 minutos entre cada tarea que realices.

Muchas personas hablan del método pomodoro, que consta de trabajar 25 minutos completamente concentrados en una tarea y descansar 5 minutos.

Yo comencé implementando ese método y me resultó excelente. 

Con el tiempo dejé de hacer bloques de un solo pomodoro y comencé a agruparlos porque me di cuenta que si corto una tarea por la mitad para tomar un descanso, me cuesta mucho volver a seguir el hilo de lo que estaba haciendo.

Así que, empecé a trabajar, por ejemplo, en bloques de 5 pomodoros. Esto es equivalente a dos horas de trabajo completamente enfocada y  25 minutos de descanso. 

Nuevamente, esto es una cuestión muy personal. Te recomiendo que pruebes esta técnica y que vayas ajustándola a la forma en que trabaja tu cerebro.

Aquí te dejo un video donde te explican perfectamente los beneficios de la técnica pomodoro y cómo aplicarla:

Agrupa las tareas que son similares

Para ahorrar tiempo, puodes agrupar tareas parecidas.

Por ejemplo, los días que me siento a diseñar imágenes para Pinterest, aprovecho para diseñar mis propios pines y los de mis clientes.

De esta manera se que durante unas horas voy a estar enfocada solo en eso y no tengo que estar abriendo y cerrando programas, acomodando cosas, etc.

Los días que grabo tutoriales para YouTube o para el Curso de Emprendedores Gratuito, trato de hacer 4 o 5 videos juntos y luego editarlos todos juntos también.

Si tengo que salir a la calle a comprar algo, aprovecho ese día para hacer trámites, ir al médico o realizar todas las tareas que no puedo hacer en mi casa (que también es mi oficina).

Pon el celular en «no molestar»

Esto cambió completamente mi forma de trabajar.

Desde que tengo el celular en no molestar, me di cuenta de la cantidad de veces que solía agarrar el celular simplemente porque sonaba. Y la mayoría de las veces, eran notificaciones de aplicaciones o cosas que podían esperar.

El problema es que uno agarra el celular porque suena, pero muchas veces no revisa la notificación y lo vuelve a dejar. Nos distraemos y abrimos aplicaciones o nos ponemos a hablar, o a jugar y ya nos desenfocamos de nuestra tarea.

Aquí también debo decir que somos gente adulta y se supone que tenemos cierta decisión sobre lo que hacemos. Con lo cual si estamos trabajando enfocados en algo y suena el teléfono tenemos la capacidad de decidir ignorarlo o agarrarlo para ver de qué se trata esa notificación.

No deberíamos necesitar ponerlo en «no molestar» para no distraernos. Un poco de auto-control te pido che.

Pero bueno, a mi me pasa que solo el hecho de que suene ya me saca de foco, así que directamente lo tengo en no molestar y lo reviso en los tiempos libres.

Obviamente, hay muchas personas que necesitan estar atentas a su teléfono porque trabajan con el mismo y reciben llamadas importantes.

En este caso te recomiendo ponerle un sonido de notificación distinto a las cosas importantes y dejar el celular lejos de tu espacio de trabajo pero en un lugar donde puedas escucharlo. De esta manera, podrás distinguir cuando es algo importante y acercarte a tu celular para atender solamente lo indispensable.

Estos son mis consejos. Te recomiendo ponerlos en práctica e irlos revisando frecuentemente para poder modificarlos y adaptarlos a lo que más te funcione.

Lo importante de ser productivo y organizar tu día

¿Utilizas alguna técnica que no haya mencionado para aumentar tu productividad?

Escribila en los comentarios, quizás me ayude a seguir mejorando o le estés dando una mano a otra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba