QUIERO TENER UN BLOG

CÓMO DEFINIR A TU CLIENTE IDEAL – GUÍA + PLANTILLA GRATUITA

¿Te gustaría poder definir a tu cliente ideal de una forma práctica y sencilla?

En este post te cuento qué es el cliente ideal, por qué deberías tenerlo identificado y te regalo una plantilla para que puedas utilizarla en tu negocio.

GUARDA ESTE POST EN PINTEREST PARA LEERLO MÁS TARDE

Cómo definir a tu cliente ideal

Saber cuáles son tus clientes potenciales es una de las principales cuestiones que se debe abordar al diseñar cualquier tipo de estrategia.

La realidad es que si no sabes quién es tu cliente ideal, ¿Cómo podrás diseñar soluciones para ellos? ¿Cómo sabrás qué contenido crear para atraerlos a tu negocio? ¿Cómo sabrás dónde encontrarlos?

Sabemos que hay mucha información sobre cómo encontrar a tu cliente ideal o definir a tu prospecto en Internet, pero a veces tanta información puede hacer algo confusa.

Así que decidimos hacer esta guía completa para que comprendas el proceso de definir bien a tu avatar y además, te dejaremos una plantilla descargable para que puedas poner en práctica lo que aprendiste en este post.

¿QUÉ ES EL CLIENTE IDEAL?

Primero lo primero.

Antes de comenzar a detallarte el paso a paso para identificar a tu cliente ideal, vamos a definirlo para que entiendas bien de qué se trata y cuál es su importancia.

El cliente ideal es aquella persona que reúne las características, intereses y problemas o necesidades como para interesarse en comprar tu producto o contratar su servicio.

Es decir, es aquella persona a la que tu producto o servicio le resuelve un problema, necesidad, deseo o anhelo.

Los prospectos suelen tener intereses y características, tanto demográficas como psicográficas, que los convierten en personas potencialmente interesadas en tu negocio.

Para decirlo en palabras sencillas, es la persona que estaría encantada en comprarte, en utilizar tus productos o servicios e incluso en recomendarlos. Aquel perfil que encaja a la perfección con tu marca.

CLIENTE IDEAL Y PÚBLICO OBJETIVO ¿SON LO MISMO?

Quizás hayas escuchado hablar alguna vez del público objetivo y, como le pasa a la mayoría de la gente, los hayas confundido.

La realidad es que el público objetivo y el cliente ideal son términos que apuntan a lo mismo pero que se utilizan de diferente forma.

Cuando hablamos de cualquiera de estos dos términos estamos haciendo referencia a los clientes de una empresa, pero la diferencia es que el público objetivo es una mirada más amplia sobre las personas potencialmente interesadas en un negocio y el cliente ideal contiene detalles más específicos que te permiten entender más en profundidad las características e intereses de los potenciales clientes.

Pongamos un ejemplo para que puedas entenderlo de forma más concreta.

EJEMPLO DE PÚBLICO OBJETIVO

Para definir al público objetivo utilizamos, por lo general, características demográficas y psicográficas.

Por ejemplo la edad, el sexo, la geolocalización, el poder adquisitivo, sus intereses y su estilo de vida.

«Mujeres de 25 a 35 años que vivan en Buenos Aires, Argentina. Que tengan un nivel socio-económico medio/ medio-alto y estén interesadas en el fitness, la nutrición y la actividad física. Que sean activas en redes sociales, principalmente en Instagram pero que también dediquen gran parte de su tiempo a las actividades al aire libre.»

Como verás, al definir a un público objetivo estamos dando ciertas características pertenecientes a un grupo de personas. Esto es bueno saberlo como para hacer una primera segmentación y entender la demografía y los intereses básicos de un grupo de gente potencialmente interesado en un negocio.

➡️ ¿Quieres aprender a definir a tu público objetivo paso a paso? Haz clic en el enlace para acceder a la guía

EJEMPLO DE CLIENTE IDEAL

El hecho de definir a tu avatar (cliente ideal) tiene el objetivo de conocer más detalles y características de su personalidad y forma de vida para poder enfocar mejor tus estrategias de venta.

Acá ya no estamos sólo viendo características generales de un grupo de personas, sino que estamos yendo más en profundidad para poder conocer los problemas, necesidades, motivaciones y anhelos de aquellas personas que son más propensas a comprarnos.

Esto nos sirve para poder crear una estrategia de comunicación más efectiva y para poder optimizar nuestros esfuerzos a la hora de atraer, conectar y convertir a nuevos clientes.

«Laura, tiene 27 años y vive en la Ciudad de Buenos Aires en un departamento ubicado en un 5to piso en el barrio de Palermo. Trabaja 8 horas como vendedora en una famosa concesionaria de autos de la ciudad. Tiene acceso a un sueldo superior a la media. Le gusta su trabajo pero le preocupa pasar tantas horas sentada ya que no quiere sufrir las consecuencias del sedentarismo. Le gusta hacer actividad física pero actualmente siente que no tiene tiempo y le falta motivación.»

Como podrás ver, en el ejemplo de avatar del párrafo anterior no solo hablamos de características demográficas como su sexo, edad y geolocalización, sino que también profundizamos en su estilo de vida, sus problemas y sus preocupaciones.

El perfil de este prospecto se podría desarrollar muchísimo más para sacarle todo el provecho, pero para un ejemplo creo que es suficiente.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE CONOCER A MI CLIENTE IDEAL?

Si no tienes mucha experiencia en el mundo del marketing, probablemente todos estos conceptos te parezcan demasiado abstractos y no logres entender bien cuál es el objetivo de tener definido el perfil de tu cliente ideal.

Vamos a resumirlo en cuatro puntos para que logres captarlo:

DISEÑAR TU PRODUCTO O SERVICIO

Si me seguís en Instagram, Tik Tok o Pinterest, seguramente ya me hayas escuchado decir que los productos y servicios deben ser diseñados en base a las problemáticas y necesidades de las personas y no al revés.

Muchos emprendedores cometen el error de querer vender un producto sin tener ni idea de qué problema está solucionando o cómo mejora la vida de las personas.

El hecho de conocer a la perfección a tus prospectos hace que puedas identificar cuáles son sus problemas, sus miedos, sus puntos de dolor y de esta manera diseñar una solución que lo ayude.

➡️ Aquí te enseño a diseñar un producto exitoso en 7 pasos.

MEJORAR TU COMUNICACIÓN

Conociendo los intereses, las características y el estilo de vida de tus avatares, seguramente encontrarás la forma de hacer llegar tu mensaje a las personas adecuadas de la forma perfecta.

Tener una buena comunicación con tus potenciales clientes te ayuda a generar confianza, cercanía y empatía.

DISEÑAR UNA OFERTA GANADORA

Cuando sabemos cuáles son los miedos, deseos, problemas y necesidades de nuestros clientes ideales podemos evitar vender únicamente mostrando nuestro producto y sus características y enfocarnos en vender la solución.

Tienen mucha más llegada las ofertas que hacen foco en el cliente y sus necesidades que las ofertas que simplemente se encargan de hablar del producto y lo bueno que es.

CREAR CONTENIDO ATRACTIVO

Cuando definas bien a tu cliente ideal, tendrás la posibilidad de entender qué tipo de contenido les gusta más, que formatos prefieren, y qué canales utilizan más.

Entender cómo crear contenido valioso para tu audiencia te permite atraer, conectar y vender de forma mucho más sencilla.

➡️ ¿Quieres aprender a crear contenido de valor para atraer, conectar y vender? Haz clic en el enlace

¿QUÉ CUESTIONES HAY QUE TENER EN CUENTA AL DEFINIR A TU CLIENTE IDEAL?

En el momento en el que te sientes con la plantilla descargable que te voy a regalar, encontrarás distintas secciones que deberás rellenar con sus datos demográficos, sus patrones de comportamiento, sus intereses y sus problemas o puntos de dolor.

Con los datos demográficos hacemos referencia a aquellas cuestiones como la edad, el sexo, la geolocalización, el poder adquisitivo, la educación y la ocupación.

Los patrones de comportamiento son aquellas conductas que suele tener tu avatar. Por ejemplo si compra en línea o prefiere ir a la tienda física, qué redes sociales utiliza, a que lugares acude, si es viajero frecuente, si toma decisiones solo/a o consulta con un tercero, que métodos de pago prefiere, etc.

Cuando hablamos de intereses hacemos referencia a sus gustos. Cuáles son sus hobbies, películas y series preferidas, a qué personas admira, qué tipo de contenido consume, que marcas le gustan, cómo se viste, qué comida disfruta o cualquier otro dato que pueda darte alguna pista de lo que capta su atención.

Finalmente, con los problemas y los puntos de dolor, la idea es poder conocer cómo podemos solucionar las necesidades del prospecto y de qué forma podemos ofrecer nuestro producto o servicio de forma atractiva.

Los puntos de dolor pueden ser la falta de tiempo, la falta de dinero, los miedos o las trabas, entre otros.

¿CÓMO DESCARGAR Y UTILIZAR LA PLANTILLA?

  1. Haz clic en el banner de descarga
  2. Completa tu nombre, correo electrónico e intereses en la pestaña que se abrirá a continuación
  3. Ve a tu bandeja de entrada y abre el correo con el asunto «Aquí está la PLANTILLA PARA DEFINIR A TU PROSPECTO»
  4. Aprieta el botón de descarga.
  5. Utiliza la plantilla en Excel o súbela a tu Google Drive para usarla desde las hojas de cálculo de Google.
  6. En caso de no encontrar el correo en tu bandeja de entrada, revisa otras carpetas como la de spam, promociones y social.
  7. Si el correo no aparece en ninguna carpeta, envíame un email a [email protected] con el nombre del recurso que quieres descargar así puedo enviártelo.
plantilla gratuita para definir a mi cliente ideal

¿Te fue útil este contenido? Ayúdanos a seguir mejorando
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba